¿Es necesario un ventilador PC para cuidar nuestro equipo?

¿Es necesario un ventilador PC para cuidar nuestro equipo?

¿Alguna vez escuchaste tu ventilador PC trabajar tan rápido que casi no podías oír otra cosa en la habitación? ¿La pantalla de tu computador se ha apagado mientras juegas y has tenido que hacer malabares para recuperar tus partidas?

Estas situaciones pasan mucho cuando estás teniendo problemas de recalentamiento, y sin duda puede empeorar con el tiempo o incluso causar daños irreparables a los componentes de tu PC.

Fuera de esto, sin un buen ventilador para notebook gamer tu rendimiento estará siempre por debajo del umbral de excelencia, ya que la experiencia de juego estará llena de lags o ralentizaciones.

Ahora, te estarás preguntando: “Si el problema es la temperatura, ¿cómo enfriar el CPU de mi PC?”. Primero que nada, necesitas identificar la causa del recalentamiento y determinar si la configuración de tu equipo es la adecuada para la frecuencia e intensidad de uso que le das a tu computador.

Luego, tienes dos formas de abordar el problema: instalando un ventilador PC adicional o ajustando la configuración de los ventiladores que ya tienes instalados, lo que a su vez mantendrá la temperatura de tu equipo en los niveles adecuados.

Aquí verás el paso a paso para elegir la mejor solución.

¿Por qué se recalienta un PC?

Las elevaciones de temperatura en PC gamer portátil son muy normales debido a que las cargas de trabajo son exigentes. Esto da como resultado que el hardware genere más calor.

De manera que, si eres un gamer frecuente, es de esperarse que notes cambios en la temperatura de tu equipo. El problema es que, cuanto mayor sea la temperatura, más se verá afectado el rendimiento del hardware.

Si la temperatura de la CPU es muy alta, es posible que se active un mecanismo para evitar que el procesador sufra daños, pero que tiene como efecto secundario una ralentización notable. Este es el caso de los procesadores de Intel, que tienen características de gestión térmica para ajustarse rápidamente a las frecuencias de funcionamiento y reducir la energía cuando la refrigeración del sistema no es buena.

Hay un “límite sano” entre el aumento normal de la temperatura en un PC gamer portátil y el recalentamiento. Este último viene acompañado de varios síntomas:

  • El ventilador funciona constantemente y hace ruidos fuertes.
  • Te cuesta realizar tareas básicas como abrir una nueva ventana en el navegador.
  • Comienzas a recibir mensajes de error no específicos o inesperados.
  • Aparecen líneas azules en la pantalla de tu portátil.
  • El sistema se congela o salta una pantalla azul.
  • El portátil se apaga de repente.

Entonces, ¿a qué se deben los casos de recalentamiento severos? Por un lado, esto ocurre cuando tu portátil no cuenta con los recursos para asumir la carga de trabajo que intentas ejecutar.

Por ejemplo, si tienes un videojuego cuyos requisitos mínimos son contar con un procesador Core i5 de 3,4 GHz, pero tienes un notebook con Core i3 de 3,7 GHz, tu equipo va a tener que trabajar más para conseguir el rendimiento deseado y con esto habrá una elevación mayor de la temperatura.

También es posible que haya factores externos involucrados, como la textura de la superficie (siempre debes evitar poner tu equipo sobre telas y otros materiales que bloqueen el flujo de aire) o la temperatura ambiente.

¿Cómo ver la temperatura del PC?

Una forma de evitar que tu portátil sufra las consecuencias del recalentamiento es monitorear la temperatura. De este modo, puedes hacer ajustes en la configuración para normalizar los recursos del sistema.

En Windows tienes varias alternativas de programas gratuitos que te permiten monitorear variables como la temperatura interna, la velocidad de los ventiladores y la carga del procesador. Algunos son SpeedFan, Real Temp y CPU Thermometer.

Una vez hayas instalado cualquiera de estas aplicaciones, solo tienes que ejecutarlas para conocer el estado actual de tu equipo. Ten presente que los límites de temperatura varían según las especificaciones de tu procesador, pero generalmente debería mantenerse por debajo de los 100 °C para Intel y AMD.

De hecho, es probable que tu computadora se apague antes de alcanzar este límite.

En cuanto a la temperatura sugerida para un rendimiento óptimo, puede ser de 70 °C para los procesadores más nuevos o de 50 °C y menos en el resto de los casos.

¿Cómo enfriar el CPU de mi PC?

Si confirmas que tu equipo está trabajando a una temperatura fuera de los límites recomendados, estas son algunas soluciones efectivas para resolver el problema sin necesidad de conseguir un ventilador adicional.

  • Adecuar la temperatura de la habitación. Si tienes aire acondicionado, disminuir la temperatura ambiente servirá para que tu equipo genere menos calor.
  • Haz una limpieza profunda de tu equipo. Lleva tu notebook a servicio técnico para una limpieza interior donde se retire el polvo, los residuos de comida y otros contaminantes que pudieran bloquear los ventiladores.
  • Ten cuidado con el overclocking. Esta práctica consiste en esforzar los componentes de tu equipo más allá de los límites indicados por el fabricante, con el objetivo de que tu computador trabaje más o a una velocidad mayor. Empresas como Intel y AMD califican cada pieza dentro de rangos específicos, sin embargo, hacen el testing de sus productos bajo cargas de trabajo diferentes y subestiman la mayoría de las piezas para permitir una mayor fiabilidad. De este modo, el usuario puede hacer overclocking sin comprometer el funcionamiento del hardware. No obstante, un obstáculo es que esta práctica deriva en aumento de la temperatura, por lo que es mejor usarla con moderación.

Ahora, ¿en qué casos necesitarías un ventilador para PC? Si vives en una zona muy cálida, te puede convenir una base de refrigeración o cooling pad, que viene con un ventilador integrado. Para los usuarios más avanzados, también existen los refrigerantes líquidos, que sirven para controlar mejor la temperatura.

En términos generales, el recalentamiento se puede solucionar con mejores prácticas de uso. Si tienes un equipo con nuevas tecnologías de enfriamiento, tampoco es necesario que inviertas en un ventilador, ya que puedes simplemente editar la configuración desde la app nativa.

De hecho, si tu equipo te está dando problemas constantemente, reemplazarlo por un computador con estas tecnologías puede ser más rentable para ti a largo plazo y una solución definitiva.

Tecnologías de enfriamiento: conoce el ventilador para notebook gamer de última generación

Aunque el recalentamiento no deja de ser un problema común, hoy en día se han desarrollado sistemas que disminuyen en gran medida esta incómoda situación, protegiendo el hardware de tu equipo y ayudándote a conseguir un rendimiento sostenido a la hora de jugar.

El sistema de enfriamiento de Acer para la línea PC gamer portátil incluye un novedoso modelo de ventilación extrema, CoolBoost, con diseño de cuatro puertos de escape para un mayor flujo de aire. Además, la app nativa de NitroSense hace que ya no tengas que preocuparte por cómo ver la temperatura del PC, pues te permite monitorear este y otros indicadores de rendimiento, como la velocidad de los ventiladores, en tiempo real.

Por otro lado, el sistema de enfriamiento Predator Aeroblade entrega un flujo de aire maximizado para un alto rendimiento térmico incluso bajo cargas de trabajo extremas.

Si estás buscando una experiencia de juego renovada, y olvidarte de los síntomas de recalentamiento que afectan la jugabilidad, tal vez sea hora de que cambiar tu equipo por un notebook gamer de última generación. Visita la tienda de Acer y encuentra el modelo que necesitas.

Te podría interesar

Festigame 2022: ¿Qué se puede hacer en este festival?

Si eres un amante de los videojuegos, entonces