HDMI 2.1: las ventajas en la actualización de este puerto

HDMI 2.1: las ventajas en la actualización de este puerto

Seguro has escuchado acerca del HDMI 2.1. Anteriormente, existían diversos métodos para transferir video y audio desde un dispositivo a un televisor: uno de ellos eran las conexiones por componentes. Tenías tres conectores para transferir los datos de video, o cinco conectores si también querías sumar la transmisión de audio.

Aunque las antiguas formas no han dejado de existir, HDMI llegó para simplificar toda la transmisión de datos a un solo conector. Esta tecnología ha evolucionado durante los últimos años hasta llegar a su mejor versión el HDMI 2.1.

¿Qué significa HDMI?

HDMI significa High-Definition Multimedia Interface, o Interfaz Multimedia de Alta Definición al traducirlo al español, y es el actual estándar de conexión reconocido para transferir video y audio de forma digital desde una fuente a un dispositivo de visualización de video u otro dispositivo compatible. Es decir, la entrada HDMI no está limitada a un solo tipo de dispositivo, sino que la puedes utilizar para conectar TV, monitor, proyector, etcétera.

Con la última versión, los monitores de gama alta, como el monitor gamer, son los más beneficiados. En el transcurso de esta nota irás descubriendo el porqué.

Evolución del puerto HDMI

Para empezar, esta es una breve cronología de las versiones del HDMI para que te hagas una idea de cómo ha evolucionado a lo largo de los años:

  • HDMI 1.0: Salió al mercado en 2002 y transfería hasta 8 canales de audio y una señal de video digital. Tenía una velocidad de transferencia de datos de alrededor 4,95 GB/segundo.
  • HDMI 1.1: Se lanzó en 2004 y añadió compatibilidad con el audio de DVD.
  • HDMI 1.2: Fue lanzado en el año 2005 y aportó algunas características importantes, como una mejor compatibilidad con el PC.
  • HDMI 1.3: Esta versión se lanzó en el 2006 y aumentó el ancho de banda de un solo enlace HDMI a 10,2 GB por segundo. Empezó a soportar resoluciones de 16, 12 y 10 bits para cada canal, y también añadió soporte para los conectores tipo c o mini-HDMI.
  • HDMI 1.4: Salió en 2009 y añadió versatilidad al puerto HDMI. Ahora era posible utilizar un canal Ethernet para compartir la conexión a Internet. También añadió soporte para 4K a unos 30 Hz y el canal de retorno de audio para enviar el sonido a un sistema envolvente sin necesidad de usar otro cable.
  • HDMI 2.0: Surgió en 2013 y mejoró ampliamente sus anteriores variantes. Aumentó el ancho de banda a unos 18 GB por segundo, empezó a soportar una tasa de refresco de 60 Hz en 4K y se podía añadir hasta 32 canales de audio. También se añadió el HDR (Alto Rango Dinámico) que permitía conseguir colores e iluminaciones más naturales, brillantes y vivas.
  • HDMI 2.1: Ahora, en 2017 surgió la última y mejor versión de HDMI. Siendo el foco de esta nota, aquí verás con detalle todo sobre el cable y entrada HDMI 2.1.

Características del HDMI 2.1

El HDMI 2.1 mejora las funciones multimedia y los videojuegos, garantizándote un nivel adicional de movimiento y transiciones suaves y fluidas para tus juegos, películas y videos. Por supuesto, para disfrutar de todas estas novedades necesitas de una computadora y de un monitor de alto rendimiento que soporte estas tecnologías.

Resolución

Una de las novedades de utilizar el puerto HDMI 2.1 es que puedes disfrutar de las más altas resoluciones, como 4K y 8K. Incluso con esta tecnología puedes llegar a usar resoluciones de hasta 10K, aunque esto está más destinado para usos comerciales, industriales y especializados.

Aquí es ideal que te detengas un momento para entender de qué se trata. La resolución de video hace referencia a la cantidad de pixeles que es capaz de mostrar una pantalla, tanto horizontal como verticalmente. Por ejemplo, 4K quiere decir que puedes transmitir hasta 4000 pixeles de forma horizontal, aunque esta es una forma de resumir una resolución de 3840 x 2160 pixeles, por lo que serían 3840 pixeles horizontales y 2160 verticales.

A mayor cantidad de pixeles, mayor será el nivel de detalles. Gracias a esta versión podrás disfrutar a 8K juegos online como Apex Legends, Rocket League, Forza Horizon 4, Genshin Impact, Overwatch o World of Warcraft, por nombrar algunos. Una alta resolución te brinda una mejor experiencia de juego, pero además brinda una mayor jugabilidad, ya que te permite apreciar una mayor cantidad de detalles en tu pantalla.

Tasa de refresco

Para que entres en contexto, la tasa de refresco de un monitor hace referencia a la cantidad de veces que la pantalla se actualiza por cada segundo, la cual está medida en hercios (Hz). Ahora bien, esto está estrechamente relacionado con los fotogramas por segundo (FPS) de un computador, aunque son conceptos distintos.

Los FPS son la cantidad de fotogramas por segundo que tu computadora puede enviar hacia la pantalla, mientras que la tasa de refresco la cantidad de cuadros que puede transmitir, por decirlo de alguna manera. Es decir, si quieres apreciar los 60 FPS de tus juegos, necesitas un monitor que actualice su imagen al menos a 60 Hz.

Ahora bien, una mayor tasa de refresco reduce el retraso de entrada y hace que tu experiencia gaming sea más fluida. Y, ¿qué tiene que ver esto con el HDMI 2.1? Que a partir de esta versión puedes transmitir altas resoluciones y a frecuencias de actualización más rápidas, como 8K a 60 Hz y 4K a 120 Hz, brindándote una visión envolvente, mejores detalles y una acción rápida y fluida.

Velocidad de transferencia

También se conoce como HDMI de Ultra Alta Velocidad porque admite un ancho de banda de 48 Gbps, permitiendo la transmisión de video de alta resolución incluso sin compresión. Es decir, puedes ver videos en 8K sin comprimir con todos los adornos y, más importante aún, te permite jugar en 4K a 120 Hz. Anteriormente esto no era posible, puesto que el HDMI 2.0 tan solo alcanzaba los 18 Gbps.

Entre otras características que valen la pena mencionar, están el soporte al HDR dinámico (que ya venía de la versión 2.0) y la tecnología gaming que ofrece esta nueva versión.

El HDR dinámico permite que cada momento de un video, escena a escena e incluso fotograma a fotograma, se muestre con la profundidad, detalle, brillo, contraste y gama de colores ideales. Entre las tecnologías diseñadas para el juego, están:

  • La tasa de refresco variable (VRR) que reduce o elimina el retardo, las vibraciones y el desgarro de fotogramas.
  • El modo de baja latencia automática (ALLM) que establece de forma automática la configuración de latencia ideal para una visualización e interactividad fluida, sin lag y sin interrupciones.
  • Quick Frame Transport (QFT) para reducir la latencia y hacer que los videojuegos sean más fluidos y no tengan retrasos y facilitar la realidad virtual interactiva en tiempo real.

Por supuesto, como ya sabes, para aprovechar todas estas características necesitas de un computador y un monitor gamer de alto rendimiento. El cable HDMI tan solo es la conexión entre ambos dispositivos.

Los mejores monitores de Acer diseñados para el gaming soportan el HDMI 2.1, además de las más altas resoluciones y las mejores tasas de refresco. El monitor gamer Acer KG241Q, por ejemplo, soporta hasta 1080 pixeles y brinda una tasa de refresco de 144 Hz, mientras que el Ultrawide Acer CB342CK soporta resoluciones de 3440 x 1440 pixeles y tasas de refresco de 75 Hz.

No obstante, en la Acer Store podrás conseguir diversos equipos que te permitirán disfrutar de lo mejor las últimas tecnologías.

Publicaciones similares

Te podría interesar

Los 7 mejores juegos free to play para PC del momento

Los juegos free to play PC son una