Servicio técnico notebook: qué hacer si derramas líquido

Servicio técnico notebook: qué hacer si derramas líquido

Si derramas líquido sobre tu computador, lo más importante es acudir cuanto antes a un servicio técnico notebook. Con todo, hay algunas acciones que deberías tener presente en el momento exacto en que esto sucede.

Toma en cuenta los siguientes consejos si derramas líquido sobre tu computador, y antes de llevarlo al servicio técnico.

Qué hacer si derramas líquido en tu equipo

En una situación de derrame, cada segundo que pasa es vital. Por ello, es conveniente que memorices las siguientes medidas de esta guía, ordenadas de forma lógica desde el instante en que ocurre el accidente.

1. Apaga el equipo inmediatamente

Podría decirse que este es el paso cero. Debes evitar que el líquido entre en contacto muchos segundos con los componentes electrónicos mientras aún está encendida.

En este sentido, lo correcto es que tu más rápida acción sea voltear el equipo mientras tu dedo busca el botón de encendido/apagado. Mantén pulsado este botón mientras sacudes un poco tu notebook (boca abajo) y una vez apagado continúa inmediatamente con los siguientes pasos.

2. Desconecta cualquier fuente de alimentación eléctrica

Si la batería del equipo no funciona, es necesario esperar a que finalice el proceso de apagado antes de desconectarlo. No obstante, si la batería funciona, desconecta la fuente de alimentación eléctrica lo antes posible mientras lo apagas.

También es importante desconectar cualquier periférico mediante USB y cualquier otro dispositivo en tu notebook. Algunos equipos modernos cuentan con batería integrada que no puede retirarse. Si no es el caso, retírala una vez apagada y desenchufada.

3. Evita darle un baño de arroz a tu equipo

Hay una creencia popular sobre el uso de arroz para absorber la humedad tras un derrame líquido sobre un dispositivo electrónico. No obstante, pese a que es una medida que suele aplicarse a dispositivos móviles, no es conveniente hacerlo con un notebook.

La primera razón es que la absorción no es eficiente en un computador, sobre todo cuando se trata de bebidas que contienen azúcar u otros ingredientes. Además, un grano de arroz que ingrese por accidente a los ventiladores o puertos podría causar otros problemas.

4. Elimina todo el líquido posible

Puede utilizar papel absorbente con el equipo aún boca abajo para intentar retirar la mayor cantidad de líquido que te sea posible. De hecho, es importante que te asegures de que no quede nada asentado y evitar esparcirla a otras zonas.

Mantén el equipo en esa posición boca abajo, y presiona levemente con un paño o papel absorbente la zona del teclado o el área que recibió mayor cantidad de líquido. También puedes utilizar bastoncillos de algodón para acceder a ciertas zonas de difícil acceso.

5. Desmontar componentes no siempre es sencillo

Algunos notebooks permiten desmontar ciertas partes y componentes con mucha facilidad. Sin embargo, la mayoría de ellos te permitirán hacerlo utilizando herramientas especiales para reparación de notebook, como un destornillador Torx o tipo Phillips con medidas específicas.

Es importante que te informes con anticipación acerca de cada acceso a los componentes y tornillos en el manual del fabricante.

6. Usa un ventilador, no un secador

Ciertos modelos de notebooks se niegan a ser desmontados a no ser que se lleven a un centro oficial de reparación de notebook de la marca. ¿Qué puedes hacer en estos casos? Previo a llevarla ante un técnico, puedes voltearla, permitir que todo el líquido escurra y utilizar un ventilador suave durante unas horas.

También puedes utilizar un secador, solo si este permite configurar un nivel de temperatura regular o ambiente. Si visitas un técnico, es probable que cuente con un limpiador de aire comprimido electrónico especial para eliminar la humedad que haya quedado en el equipo.

7. Cuando el líquido no es agua

Si has derramado un refresco o tu taza de café sobre tu notebook, es conveniente llevarlo al servicio técnico notebook una vez que lo seques, y antes de encenderlo. En este caso, el equipo debe desmontarse y limpiarse meticulosamente con alcohol isopropílico y un bastoncillo de algodón.

Con ello, se eliminarán los residuos y se verificará que el derrame efectivamente no causó algún daño irreparable sobre algún componente electrónico.

8. Aprovecha la tecnología anti-derrame

Sea que se trate de notebooks baratos o un equipo bastante costoso, cualquier portátil expuesto a un derrame sin ningún tipo de protección, es vulnerable a sufrir daños. Por tanto, es conveniente conocer las medidas preventivas anti-derrames que existen en el mercado.

Por ejemplo, entre los notebook baratos destaca el Travel Mate P2 de Acer, con prestaciones adecuadas para trabajar, estudiar o jugar ciertos títulos, y una certificación militar MIL-STD-810 que se traduce en resistencia a inmersiones, contaminación por fluidos, entre otros atributos de resistencia y durabilidad.

Existen en el catálogo otros notebook baratos con este mismo certificado, pero si cuentas con un notebook sin certificación militar, también puedes optar por una funda protectora de silicona para teclados que sea compatible, una funda impermeable para protegerlo cuando tengas que trasladarlo fuera de casa, o bien idear un protector acrílico para tu estación de trabajo.

9. Evita encenderla por 24 a 48 horas

Una vez aplicados todos estos pasos, permite que seque durante 24 a 48 horas según la cantidad de fluido derramado. Si has desmontado tu equipo y te has asegurado de secar muy bien el agua, puedes rearmarlo y encenderlo cumplido este plazo.

No obstante, si no estás tan seguro o los fluidos contenían otros ingredientes, lo más conveniente es llevarlo (armado o desarmado) a un sitio de servicio técnico notebook.

Acude cuanto antes a un servicio técnico

Siempre estará latente la tentación de buscar un tutorial en internet e intentar desmontar el equipo por cuenta propia. Sin embargo, esto podría romper la garantía de la tienda y podrías acabar causando daños irreparables en componentes muy costosos o difíciles de conseguir.

Un servicio profesional contará con todas las herramientas y conocimientos técnicos necesarios para revisar cada detalle que sea necesario. Lo ideal es que desconectes todo el equipo y seques con papel absorbente el líquido derramado, y acudas cuanto antes a un lugar especializado de confianza.

Como recomendación adicional, es importante tomar medidas preventivas que te ahorren todo este proceso:

  • Evita consumir cualquier líquido o alimento frente a tu notebook.
  • Mantén tu notebook en una posición más elevada respecto al escritorio, como un soporte o base que sea ergonómico.
  • Si tu notebook no cuenta con certificación militar, invierte en medidas de protección anti-derrame.

Los accidentes no ocurren en momentos oportunos, por lo que contar con una guía profesional puede resultar bastante útil y permitirte extender el tiempo de vida de tu equipo. Además, tener a la mano el contacto de un técnico en reparación de notebook, te permitirá ahorrarte tiempo valioso.

Te podría interesar

Festigame 2022: ¿Qué se puede hacer en este festival?

Si eres un amante de los videojuegos, entonces