Descubre el notebook para trabajar en la oficina ideal

Descubre el notebook para trabajar en la oficina ideal

¿Te has preguntado cómo debe ser un notebook para trabajar? ¿En qué características deberías fijarte para elegir un equipo que te garantice la mayor productividad?

En busca del notebook para trabajar ideal

Por un lado, las mejores laptops para trabajo se caracterizan por su alto rendimiento, que te permite completar tareas en menos tiempo y evita las ralentizaciones cuando debes ejecutar varios programas a la vez.

También es importante que el equipo sea fácil de transportar desde y hacia la oficina, por lo que es buena idea buscar un notebook ultraliviano. Estos equipos están diseñados para entregar el mismo rendimiento que una laptop convencional, pero son más delgados y pesan menos, ideales para largas distancias.

En definitiva, una buena decisión depende de tomar en cuenta varios factores, pero ¿cuáles son los más importantes? Este es un resumen de los aspectos que necesitas evaluar cuando vayas a elegir una notebook para trabajar.

Mejores laptops para trabajo: 6 características esenciales

1. Portabilidad

Desde luego, todos los notebooks son portátiles, pero ¿sabías que hay equipos con una mayor o menor portabilidad?

Este es un atributo que depende del peso y el grosor de la carcasa. Por ejemplo, si vas a la oficina en transporte público o te gusta caminar, un notebook ultraliviano es una mejor alternativa para ti, porque sentirás más libertad de movimiento durante el día y evitarás dolores de espalda.

De igual manera, si viajas frecuentemente por negocios o eres freelancer, necesitas elegir un computador cuyo peso y morfología no interfiera con tu rutina diaria.

La característica más importante de los equipos ultralivianos es la comodidad y flexibilidad. Algunos modelos, como el Acer Swift 3, pesan solo 1,75 kilos y tienen un grosor de apenas 15,95 mm. Esto, además de quitarte un peso de encima, favorece mucho la estética dando como resultado un notebook de apariencia elegante, profesional y resistente.

2. Velocidad de conexión

Con la evolución del wifi en los últimos años, hoy en día hay que pensar en la tecnología de conexión que integra una laptop antes de tomar la decisión final.

Desde 2019, ya existe Wi-Fi 6, de manera que si tienes un equipo anterior al lanzamiento o más reciente, pero que no incorpora esta tecnología, no vas a poder disfrutar de las velocidades de conexión que la nueva versión de Wi-Fi ofrece.

Toma en cuenta que la diferencia es considerable: la versión 5 ofrecía 1,3 gbps de velocidad máxima teórica, mientras que la versión más reciente promete 10 gbps.

En especial si tu trabajo implica descargar o subir archivos a la nube, sobre todo multimedia, vas a tener una experiencia completamente renovada eligiendo un equipo compatible con Wi-Fi 6 y eso tendrá un impacto notable en tu productividad.

También vas a poder disfrutar de una navegación más fluida, menos interrupciones o fluctuaciones cuando hagas llamadas de larga distancia por Internet, videoconferencias y, en general, cuando participes en cualquier sesión colaborativa.

3. Rendimiento 

Además de la velocidad de conexión, la experiencia de uso que tengas dependerá de la capacidad de rendimiento del equipo. En este sentido, necesitarás fijarte en el procesador, la GPU y la RAM.

Procesador

Los más comunes al día de hoy son Intel Core™ i5 e Intel Core™ i7 de 11°va generación, pero ¿cuál es la diferencia?

En términos generales, ambos procesadores son multiusos, lo que significa que tendrás un notebook apto para el trabajo en oficina, el teletrabajo o incluso para videojuegos (dependiendo de los requerimientos).

Para la mayoría de los usuarios, un procesador Core i5 es suficiente, ya que permite manejar tareas diarias como la navegación web, la edición de documentos y actividades colaborativas de manera eficiente. No obstante, si necesitas ejecutar aplicaciones de mayor exigencia, como editores de vídeo o fotografía, el Core i7 te dará la potencia extra que necesitas.

Esta también es la mejor opción si eres un gamer ocasional y quieres un notebook que te sea útil fuera de la oficina.

GPU

Por lo general, todos los portátiles vienen con tarjetas gráficas o GPU, pero la mayoría están incorporadas en la placa base, lo que se conoce como “gráficos integrados”.

El rendimiento que estas GPU ofrecen es aceptable para la mayoría de los casos, como ver películas en HD, pero no será suficiente para usos específicos como la edición de vídeo y fotografía.

Si tu trabajo involucra estas actividades, necesitas una GPU dedicada para un rendimiento más eficiente.

RAM

No hay mucho que decir en este sentido, solo que cuanto más tengas, mejor. Quedarte corto de RAM hará que ciertos programas se congelen o se cierren abruptamente, lo que va a influir negativamente en tu productividad.

4. Ergonomía y diseño

Por otra parte, si estás buscando la mejor notebook para trabajar necesitas pensar en la ergonomía y en cómo el diseño va a influir en tu productividad.

No hay un estándar en este sentido, ya que la comodidad es subjetiva, pero es importante que evalúes:

  • Si el tamaño de la pantalla es el adecuado. Por ejemplo, si tienes problemas de visión, elegir un notebook de 11 pulgadas te va a complicar la vida a futuro, aunque sea más fácil de transportar. Una mejor opción sería un notebook ultraliviano con pantalla de 13 pulgadas o más, que te puede ofrecer una experiencia visual inmersiva.
  • La tecnología de la pantalla es otro factor a tomar en cuenta. Si vas a trabajar con archivos multimedia, es conveniente una pantalla IPS Full HD, que proyecta colores vivos e intensos para una representación más fiel de la realidad.

5. Componentes

Aquí deberás fijarte en detalles como la calidad del sonido, el número y tipo de puertos. Esto último es esencial para conectarte a otros dispositivos de uso cotidiano (como proyectores y monitores).

  • Sonido. Para disfrutar de reuniones y videollamadas con un sonido fidedigno, te conviene elegir un notebook con tecnología DTS® o equivalente. De este modo, puedes suprimir el ruido ambiente para atenuar las voces de los participantes y tener una conversación de calidad que, sin duda, va a mejorar tu imagen frente a clientes o colegas.
  • Conectividad. Los puertos de uso común que vas a necesitar son el USB, el tipo C y HDMI. Eso sí, toma en cuenta que también ha habido avances en este sentido, por lo que debes fijarte en la numeración para asegurarte de elegir la última generación y disfrutar de mayores velocidades de transferencia. Revisa también que el equipo soporte Bluetooth 5.0 para una conexión inalámbrica de mejor calidad.

6. Duración de la batería

Por último, la mejor notebook para trabajar tiene que poder garantizarte largas horas de uso y un tiempo de carga conveniente, que no obstaculice tu rutina.

Busca un equipo con una larga autonomía y, si te ofrece carga rápida, mucho mejor. Por ejemplo, el modelo Acer Book RS te ofrece hasta 15 horas de uso continuo y 4 horas de uso después de una sola carga de 30 minutos.

Como puedes ver, hay mucho en qué fijarse a la hora de comprar un notebook para el trabajo, pero con las características ya mencionadas se te hará más fácil elegir un equipo a la medida de tus necesidades. En la Acer Store encontrarás notebooks de alto rendimiento para todo tipo de usuario, compatibles con la última tecnología Wi-Fi y de conectividad, y diseñados para satisfacer las expectativas de quienes buscan una experiencia de computación a la vanguardia.

Publicaciones similares

Te podría interesar

Los 7 mejores juegos free to play para PC del momento

Los juegos free to play PC son una